sábado, 10 de mayo de 2008

UN MES EN POCO MÁS DE UN MINUTO.

¿Qué sería del día y de la noche... de nuestros días y nuestras noches... sin un sueño, sin una ilusión.?... como se pregunta Joan Manuel Serrat en la letra de hace algunas "entradas"... ¿Pero qué podemos hacer cuando esa ilusión, ese sueño, esa fuerza que nos ha acompañado durante días, noches, tardes se consume en poco más de un minuto, en poco más de un instante...? Un instante eterno en los bolsillos sin fin de una memoria que ansía recogerse, refugiarse en el recuerdo ya borroso de la sonrisa que esperó durante tanto tiempo... Tanto tiempo... La ilusión contiene en sí la fuerza ilimitada de una vida... una fuerza que se abraza a nosotros cuando creemos en su rostro, en lo que sus ojos nos dicen... en lo que sus palabras silenciosas nos gritan... en lo que nos brinda su enorme generosidad... La ilusión nos presta sus latidos y nos los reclama cuando no somos lo suficientemente agradecidos... quizá no he sido suficientemente agradecida... tendré que aprender a serlo... mientras tanto busco otra ilusión, otro sueño hermoso al que asirme para soportar la ausencia...