jueves, 8 de mayo de 2008


UN LIBRO: "LA VOZ DORMIDA" de Dulce Chacón. en su momento se dijo que levantó ampollas... sinceramente hacía mucho tiempo que no leía un libro tan bien escrito, con tanta sensibilidad, con tanta alma depositada en cada personaje, en cada mujer, en cada vida destrozada por una guerra perdida. Dulce Chacón decía "Las heridas cubiertas no se curan jamás". Es hora de curar esas heridas, pues, es hora de descubrir todas las heridas... porque ciertamente, no se puede olvidar cuando te obligan.