lunes, 6 de febrero de 2012

Comodín...

... Al comodín no se le tiene en cuenta...
... Nadie se fija en el comodín...
... A veces incluso, se retira esa carta de la baraja...
... A veces incluso se guarda en algún cajón y se olvida...
... Pero hay juegos en los que esa carta es útil, es deseada... Porque puede adquirir cualquier valor... El más alto o, también, el más bajo...
... Pero hay juegos en los que ansías esa carta... Para cambiarla por otra o para conseguir un trío de Ases o de Reyes... O una escalera...
... Al comodín no se le tiene en cuenta... es como algo invisible, como algo seguro que siempre está ahí, escondido en la caja usada de una antigua baraja...
... El comodín cuando se cansa puede quejarse, puede hablar, puede manifestar su disconformidad con lo que ve a su alrededor...
... Pero otras veces, piensa y espera... Espera un juego en el que se requiera de sus servicios...
... Ésa será la venganza del comodín...
... Y en ese juego, deseará ser valiente para decir: "Ahora el problema lo resuelves tú"...