martes, 28 de octubre de 2008

FACHIBEL

A lo largo de una trayectoria profesional irremediablemente habremos de cruzarnos con gente miserable; con gente que se cree superior; con gente que nos mira por encima del hombro; con gente que estima merecérselo todo; con gente que, en su delirio, cree vivir en los tiempos de la esclavitud; con gente que engaña; con gente que abusa; con gente que pretende explotar...

En todos los trabajos, supongo, hay gente con "mucha cara" y, curiosamente, este tipo de gente parece que se ve más...

Donde trabajo siempre hay una oportunidad para la sorpresa. Cada día descubres a un nuevo "cara" que pretende que trabajes una o dos o tres horas... "extra"... gratis... (los curritos debemos ser generosos con el "patrón")

Donde trabajo nunca acabarás de descubrir una nueva artimaña con la que
pretendieron "liarte"... y te verás, una y otra vez, obligada a contestar de un modo "borde" pues les jamás les parecerá suficientemente contundente el primer "no".

Donde trabajo ha aparecido por las mañanas una "tipa" (no recuerdo el nombre). Ella es "La voz de... su amo...". Su amo se llama "Fachibel"... y no ha tardado dos días en "abusar" y en "intentar explotar", forzando una futura situación incómoda (al menos para mí)... porque, desde mi desconfianza, no podré mirarla sin pensar "qué querrá esta tipeja"... "Qué nuevo recado le mandarán transmitir"...

Por el momento tendremos que quedarnos con sus cuñas publicitarias a todo volumen... ella, a quien molesta que "se grite" y se cuelen "esos gritos" en "su trabajo".

Claro, que a quien no le guste poner un poquito alto "sus cositas" (ya sea música, ya sea una cuña, ya sea lo que sea...) que tire la primera piedra...