viernes, 24 de octubre de 2008

EL CAMINO... DE ALEXIA



Ayer vi la película de Javier Fesser, CAMINO. La película por la que está recibiendo los dardos envenenados de los miembros de La Obra de Dios... La película que quizá está siendo juzgada no tanto por su valor artístico como por la temática que plantea... La película en la que de una forma claramente diferenciada se plantea la figura de Dios y la de "sus representantes" empeñados una y otra vez en hacer lo contrario a su palabra o a lo que nos quedó de su palabra...
Me gustó. Me gustó el montaje. Me gustó la forma en la que los sueños de la niña entran en su realidad. La forma en la que el director ha querido reflejar los miedos que la "fe" enfermiza de su madre dejaba en las azules y nocturnas paredes de su habitación. Me gustó el corazón con el que están rodadas las escenas más duras y tiernas de esta película y la imagen quizá irónica o quizá absolutamente real con la que Javier Fesser muestra al espectador cómo determinadas "sectas" manipulan la realidad para sus propios fines.
No creo que el director haya querido burlarse de las creencias determinadas de un sector al plasmar cómo la niña mantiene su débil ser con el recuerdo de Jesús... de un niño de su misma edad cuyo nombre es Jesús, no con el Jesús que los miembros de la Obra quisieran y ven en sus palabras... no creo que se ironice cuando la moribunda niña pregunta por la Obra... de teatro con la que sueña... y un sacerdote, magníficamente interpretado por Jordi Dauder, le coloca la estampa del Santo Escribá de Balaguer sobre el pecho... no es ironía... simplemente es un modo de decirnos que, en general, en este mundo y en particular, en determinados sectores, la realidad se manipula y que nadie está sujeto a los intereses crematísticos que nos dominan y condicionan nuestros pasos... y digo nuestros... pues nadie está a salvo.

Si bien, hay dos cosas que creo se le han escapado a Fesser:

Sabemos que la película está basada en hechos reales, Camino no es Alexia pero su historia es la misma. Creo que en ningún momento se nos dice el año en el que los hechos transcurren, sin embargo, hay algunos aspectos que nos orientan y nos sitúan en un tiempo: El Papa es Juan Pablo II y la moneda que circula es La Peseta.

Con lo que hay dos momentos en la película que no se corresponden con la época:

... Casi al principio de la película Camino y sus padres (magníficos Carme Elías y Mariano Venancio) van a La Cuesta de Moyano a ver libros. Allí la niña conoce a Jesús. La Cuesta de Moyano que vemos es la moderna... y ésta no tendrá más de dos años...

... Casi al final. Jesús, desesperado por la burla de "La Cenicienta" hacia Camino, al llamarla "La Calvita" se escapa del Centro Cultural y se sienta en un banco que hay en una especie de patio... la cámara se pasea sobre la pared "grafiteada"... uno de los grafitis es un año: "2007"... No puede ser ¿no creen?...

Me encanta el montaje de esta película... pero estas dos cositas se le han escapado a Javier Fesser...

Mucho ánimo Javier ante las garras de los miembros de esta "secta"... no lo olvidemos... SECTA... integrada por personas de dinero, por personas influyentes que hacen quizá que esta SECTA... sea menos SECTA... pero lo es... y sobre todo, creo que a DIOS... no le gusta nada esta OBRA... (es una opinión personal, claro)...