martes, 2 de diciembre de 2008

SIETE AÑOS DESPUÉS...

No hice nada especial. No busqué esa puerta, ese universo, ese mundo de palabras, de gestos, de arte. Me abrieron la puerta. Me invitaron a entrar... y casi sin pensarlo entré. Comencé a caminar por sus pasillos. Me asomé a través de sus ventanas. Miré atentamente aquello que ante mí se alzaba majestuoso. Y me quedé... no tuve más remedio que quedarme al lado de ese mundo que había oído de lejos. No tuve más remedio que quedarme junto a ese universo maravilloso del que he aprendido, del que he bebido... del que aún no me he saciado porque me sigue aportando vida, aprendizaje, ilusiones y una pasión sin límite.

Hace siete años entré en el mundo del teatro. He de decir que no tuve una cultura teatral, no fui al teatro en mi infancia, con lo que el "enamoramiento" fue casual... o no; quién sabe si me estaba esperando desde siempre... quién sabe si ambos estábamos condenados a encontrarnos más tarde o más temprano...
quién sabe si algo que no acertamos a conocer lo organizó todo para que mis pasos se dirigieran hacia el teatro. Hacia la cuna de las palabras por excelencia... hacia ese césped de sabiduría esponjoso, calentito y acogedor...
Me quedé... a pesar de las dificultades me quedé... a pesar de los baches y las dudas me quedé... a pesar de todo hice mi apuesta y gané...
He ganado porque he tenido la oportunidad de hablar con personas que me han aportado muchísimo...
He ganado porque soy distinta... aunque esa diferencia a veces me haga sentir un tanto sola...
He ganado porque tengo la certeza de saber que camino por el sendero que quiero caminar...
He ganado porque sé que estoy en mi lugar, en mi sitio, en mi campo...
He ganado porque cada día aprendo algo nuevo...
He ganado porque no me olvido de aquellos que me abrieron la puerta y sin saberlo me regalaron la vida...
He ganado porque aún veo todo lo que me queda por andar y apresuro el paso para llegar, para descubrir nuevos paisajes y, así, con la ilusión renovada... seguir caminando... seguir viviendo... seguir amando... seguir apasionándome...

1 comentario:

Brígida dijo...

Suerte que tienes de poder vivir esa magia del teatro. De poder vivir los sueños de los demás, las historias de los demás.
Que siga siempre así, porque a los que no podemos ver tanto como tú, leerte y escucharte hablar sobre ello, es todo un placer.
Un abrazo.