domingo, 9 de noviembre de 2008

UN DESPISTE DE LA RUTINA

... A veces la rutina se toma un respiro... se despista y la excepción se asoma a través de una rendijita que dejó descuidada. Esa excepción me avisa, me dice "Es tu oportunidad sal y haz eso que quieres, haz eso con lo que sueñas, haz lo que te gusta"... y la obedezco y salgo a través de la rendija y por una vez hago aquello con lo que sueño y hago aquello que me gusta y hago aquello que, en cierto modo, realizo bien... y se produce ese algo maravilloso que llamamos magia...
Y pienso por un instante que esos despistes hacen de la vida algo extraordinario... Y pienso por un instante que es algo milagroso que te digan que se han emocionado con una entrevista que mantuviste con una actriz sensacional... que es algo milagroso que te digan que comparten el amor por unas canciones que "pinchas" porque te gustan y que, mira por dónde, resultan ser auténticas obras de arte... que es algo milagroso que un actor y director verdaderamente grande te diga que le avises cuando se publique esa entrevista que le hiciste porque, aunque era domingo y las cuatro de la tarde, ha merecido la pena compartir ese tiempo contigo y merecerá la pena guardarla en un rincón de la memoria... en ese rincón en el que se guardan los tesoros...

... Y se produce ese algo maravilloso que llamamos magia... y me miro... y contemplo mis sueños y descubro que no es una labor tan ardua hacerlos realidad... porque en esas cosas, en esos instantes... frutos de un despiste sin importancia... está el verdadero valor de una vida, de una profesión, de una vocación...