sábado, 5 de julio de 2008

EL ORGULLO



El orgullo de ser... de ser en libertad... de actuar con libertad... de amar con libertad... ¿Queda algo por reivindicar? pueden preguntarse... Queda todo, podría decir... porque hay que reivindicar el presente y también hay que reivindicar el pasado... un pasado marcado por barcos trampa que condujeron a muchos homosexuales a la muerte, un pasado marcado por la ley de vagos y maleantes, por la etiqueta de "peligrosidad social"... por la etiqueta de una anormalidad absolutamente recomendable si la llamada "normalidad" consiste en prejuicios, dogmatismo, intolerancia e ignorancia... un pasado envuelto en silencio, humillación y vergüenza...

Queda todo por reivindicar... porque aún hay risas burlonas... porque aún hay miradas de soslayo... porque aún hay quien acepta porque "es lo que toca"... porque aún hay quien admite con resignación... porque aún, un adolescente ha de pasar por el trago de comunicar de forma solemne a sus progenitores que "es homosexual"... el "hetero" no pasa por "ese trance", se sobreentiende... porque aún el homosexual sigue siendo en según qué sectores un "maricón de mierda"... porque aún "lesbiana" y "homosexual" son palabras que denotan insulto y desprecio... porque aún "no se ve bien" que una pareja homosexual adopte o tenga hijos... porque aún el argumento que se utiliza se sitúa en el otro lado, en el lado de la sociedad que no acepta, en el lado de los niños, niños crueles... Pero, ¿Dónde está pues el error? El error, la tara está en una sociedad que se "enorgullece" de su ignorancia, de su conservadurismo, de su dogmatismo...

Queda todo por reivindicar y sigue habiendo tanto por lo que enorgullecerse...

¡¡¡FELIZ DESFILE!!!!