martes, 23 de septiembre de 2008

CUENTOS CUÁNTICOS...

MISIL INTELIGENTE.

El científico creó un misil verdaderamente inteligente. En la primera prueba se volvió contra su creador y lo mató.

POLÍTICAMENTE INCORRECTO

La población reclusa no cumple la cuota femenina. Habrá que hacer algo.

EL CIEGO QUE CONTABA HISTORIAS

En Bagdad había dos contadores de historias muy célebres. Uno de ellos envidioso de la fantasía del otro, se hizo estirpar los ojos, de modo que sus historias, sin la distracción de lo que veía, pronto superaron en riqueza de detalles a las de su rival.

LAS VÍAS DE TREN

Mirándose siempre la una a la otra sólo practican el amor cuando un tren las hace vibrar pasándolas por encima. A veces eso no es suficiente y se produce un descarrilamiento.

UNA PELÍCULA MUY ABURRIDA

Me lo relató el encargado de un cine. A él se lo había contado el chico de la cabina. Las distribuidoras alquilaban las películas en paquetes cerrados, las buenas junto a las malas, de modo que el exhibidor estaba obligado a proyectar también las que el público rechazaba. Una noche entraron en la sala dos o tres espectadores que a la media hora se habían marchado incapaces de soportar la película. El operario de cabina, que se había dormido, sintió que alguien le tocaba en el hombro. Asegura que era el actor principal. Había salido de la pantalla, atravesado la sala de butacas y subido a la cabina para despertarlo: "Muchacho, corta la proyección y vete a casa que nadie nos está viendo", le dijo.

Estos son algunos de los cuentos que se incluyen en el último libro del Director del Instituto Cervantes en Londres, Juan Pedro Aparicio: El juego del diábolo. Esta tarde hemos podido charlar con él:



Son cuentos que completamos nosotros, los lectores. Después de ese, aparente, punto y final... se abre un inmenso mar de posibles resoluciones... ¿Seremos, pues, nosotros quienes escribimos esos cuentos, esas historias?...