viernes, 23 de diciembre de 2011

LA FELICIDAD... ESE INSTANTE QUE SALUDA...

... Escribe Antonio Gala: "Acaso lo que llamamos felicidad no sea sino la armonía con el resto del mundo (con su desarmonía, la mayor parte de las veces); un breve estado de consentimiento (de sentimiento con); una diluida y contagiosa confusión (fusión con). La lucidez, o el impaciente esfuerzo por comprender, no creo que nos haga felices. No obstante, quizá sean el dolor y la lucidez precisamente los que nos hagan vivir con más intensidad. (Por lo menos a mí). La felicidad más bien parece un trance de inconsciencia: deseable inconsciencia."



... Sigue escribiendo Antonio Gala: "Todos tenemos un momento de oro en que se nos concede la felicidad. Luego, unos se quedan con el momento y otros con el oro. La felicidad se va transformando en otras cosas: menudencias, baratijas: las notas de los hijos, un ascenso, un viaje, el veraneo, un piso, qué se yo... Pero el momento de oro ya no vuelve..."

... Un momento de oro... Ese instante que saluda y ya se ha ido... Habrá que prolongar el saludo de ese instante... Habrá que seducir a ese instante para que se quede con nosotros... O en nosotros... Aunque, ciertamente, la felicidad sea una especie de trastorno mental transitorio...