lunes, 19 de diciembre de 2011

... ALGO VA A PASAR...

Supongo que la educación que recibimos nos hace ser de un modo determinado, pensar de un modo determinado y sentir de un modo determinado.
Es cierto que hoy en día considero esta época navideña como algo... eminentemente consumista, capitalista, falsamente espiritual... Una época en la que los usos sociales nos obligan a hacer un "paripé"...
... El "paripé" de querernos mucho, de ser amables, de soportarnos a duras penas, de ser solidarios y recordar que a nuestro lado o a cientos de kilómetros, hay alguien que se muere de hambre y miseria... El "paripé" de una humanidad que se acuerda de esta cualidad una vez al año...
... Y lo cierto es que cuando por cualquier razón este "paripé" no es tal... Nos falta algo... Y nos sentimos solos y sumamente desgraciados...
... Desde siempre me gustaron más los días previos a estas fiestas... Sentía como si algo maravilloso fuera a tener lugar, como si esa magia de la que tanto hablan (y en la que, en el fondo, me encanta creer) fuese realidad para mí... Obviamente, nunca ocurria nada especial y me parecía que esa "magia" pasaba de largo... Tal vez, eso que esperaba era tan extraordinario que lo que la "magia" (con minúsculas) me había podido regalar era imperceptible...
... Y lo curioso es que aún me sigue sucediendo eso... Supongo que cuando dejas de esperar es cuando la ilusión te abandona... Y si ésta te deja a solas... Si ésta no te da la mano... Si ésta no te guía por el camino de la vida... Si ésta no te reconduce cuando tropiezas, cuando te tuerces, cuando te equivocas... Si ésta no te impulsa a levantarte tras cada caída... Mal asunto ¿no?...



... El hecho es que algo va a pasar...
... El hecho es que aún no sé cuál es el adjetivo que tendré que adjudicarle...
... (... Otro hecho es que no sé si a esto que tiene que pasar le vendría bien un ligero toque mágico...)...