jueves, 8 de agosto de 2013

Descontando días....

... después de un respiro pasajero, volvemos a descontar días... volvemos a intentar mirar sólo al presente sin pensar en qué podrá pasar mañana... volvemos a decirnos: "un día más"... intentando imaginar que siempre podrá ocurrir algo maravilloso... volvemos a ceñirnos al ahora porque después quién sabe... volvemos a centrarnos en el minuto que ahora mismo está transcurriendo porque aún no sabemos bien leer el futuro en las estrellas... volvemos a sentarnos al anochecer, suspirar aliviados para concluir "pasó otro día"... volvemos a no saber qué pasará mañana, ni pasado mañana, ni al otro, ni al otro... mientras no dejamos de enviar algún currículum cuando nuestros ojos encuentran una demanda de empleo o una dirección de internet que remite a un medio de comunicación... quizá sabemos que no valdrá para nada... pero el sólo hecho de enviarlo, de intentarlo ya nos satisface, ya nos hace sentir mejor, ya nos hace pensar "al menos lucho por sobrevivir, al menos pretendo ser útil, al menos hago algo por avanzar, al menos intento salir de este bache en el que subsisto desde hace demasiado tiempo"...
... Y la cosa es que subsisto demasiado bien... el psiquiatra me dijo el 1 de agosto que quizá pueda ser una defensa psicológica ante todo lo que me ha sucedido, y que está muy bien, porque cada persona se enfrenta a su realidad de un modo u otro y afrontar esa realidad con optimismo, con humor, con ganas de vivir... es quizá una de las mejores maneras... Y sinceramente, si no fuera por la compañía diaria que tengo en casa... todo sería mejor... (puede sonar un poco fuerte, pero es la verdad.)