viernes, 26 de octubre de 2012

... UN POQUITO DE PEPE VIYUELA...

(LAS LETRAS DE TU NOMBRE)

"Las letras de tu nombre
bailan conmigo por las tardes
y perfuman las horas en que espero.

Son la canción
que repite en silencio mi memoria
y hace bailar mis labios si te nombro.

Me abrazan cuando empiezo a recordarte.
Con ellas te conjuro,
te llamo lentamente
y siento que mi boca
se me llena de ti muy poco a poco.

Hablan de lo que nombran
al modo en que los signos nos acercan
a las cosas.
                  De forma muy sutil
me describen tu cuerpo y tus deseos,
dibujan los caminos que ha trazado
tu aliento al fundirse con el mío.

Se refieren al aire,
a jardines ocultos con manzanas,
a fuentes prohibidas donde mojan
su pelo las sirenas.

Te hacen presente en los momentos
en los que la distancia
me llega a hacer dudar de tu existencia.

Me amarran a ti y pierdo la figura
de buque a la deriva que los años
y alguna que otra decepción
me han ido regalando.

Están siempre presentes,
son la carta que me permite
navegar en tormentas y encontrar
la ruta que conduce a la esperanza.

Átomos que componen tu elemento,
descrito en los manuales
como la sustancia que arrastra
al hombre a la locura.

Tu nombre, con sus letras y sin ellas,
es el templo invisible en el que oran
todas las palabras.

...................................................

(HAY VECES...)

Hay veces que la tarde se ocupa de abrazarnos
y de hacernos un hueco en el centro del pecho;
de servirnos de excusa y llenarnos de bosques;
de expulsar laberintos y aclararnos el agua.
Esas veces la tarde se me hace oportuna
para hablar de las cosas que se vuelven distintas
al salir de tu boca. Y yo entonces te miro
y adivino el silencio que da origen a todo,
esa nada que nace y construye los puentes
para aquellas palabras que quisieran decir
lo que ya no es posible decir de otro modo.
Otras veces la tarde nos regala el instante,
esa hora perfecta para el labio y tus piernas,
cuando se abre la sima pero no existe alarma.
Con su mano de nieve nos propone una alcoba
y nos cede un espacio propicio al deseo.
Y regala caricias y llaves escondidas
que abren cofres vacíos que se llenan de ti,
de esa luz que se va y nos quita la ropa.
Suelo entonces besarte y encontrar en tu aliento
el sabor de este duende que ahora flota en el mío.

..........................

(SERÍA MÁS SENCILLO)

Quisiera disolver la penumbra de estas horas,
pero siento la impotencia inmensa del ahogado,
la ineptitud profunda que provoca
la distancia que rompe lo que somos.

Sería todo más fácil si fueran
posibles los abrazos; si este espacio
y este tiempo vacío
no trabajaran tanto en contra nuestra;
si mis manos pudieran prolongarse
hasta las tuyas; si a esta calle lóbrega
le hubieran puesto, al fin, farolas;
o si yo aprendiera de una vez a andar sin luz;
si las cosas no fueran como son,
es decir,
si quererte no fuera despertar
con tu nombre quemándome los labios;
si la mañana no empezara
con un beso escapando hacia los tuyos;
si mis cartas, sencillamente,
no existieran;
si las horas contigo no importaran
o si no te pensara a cada instante.
Si los días no los hubiera
pintado tu presencia, o si el viento
no dejara en los árboles mensajes
a tu pelo.
     
              Sería,
sin duda, más sencillo no quererte,
pero ya me he informado y no es posible
navegar por el día sin tus mapas,
porque me has dibujado dentro de un mar
y nadie más que tú sabe su fondo.

...........................

(TENGO EL TIEMPO JUSTO)

Hoy tengo el tiempo justo
para perderlo todo,
para lanzarlo por la borda
y llenarme de horas sin reloj.

Para olvidarme la maleta
en una esquina
y evitar ir cargado hasta tus brazos.
Me he propuesto perder todos los trenes
y llegar tarde a todos lados.

Quiero ser impuntual, no madrugar,
olvidarme de atajos y ascensores,
dejarme crecer la alegría
y llevar la risa por fuera.

Voy pisando charcos y sollozos
y he llenado un andén de margaritas.

Hoy tengo decidido
pasear lentamente por tus labios
y tomar en tus ojos un vermú.

Hoy tengo el tiempo justo para amarte
y saltar por encima
de todo aquello que es correcto.

..............................................