sábado, 11 de julio de 2009

... UNA SEMANA...

... Tres meses para cobrar 30 euros... sumamos 90 a la deuda, no nos queda más remedio... En silencio se teje la red que me perjudica mientras me regala una explicación sorprendente que sin embargo no me satisface, pero como otras veces he carecido incluso de esta increíble explicación, la agradezco... Mi jefe me adjudica sin cuestionar mi disponibilidad el programa de verano que sustituirá al que se emite durante la temporada; para no pagarme un "plus" se ha sacado de la manga un control,(por cierto, este "puesto" aún se encuentra en proceso de negociación)... Un compañero acude a felicitarme al conocer "la buena nueva", pero a mí no me van a pagar más y sí voy a tener más trabajo, con lo que esa felicitación no la siento como tal... Tengo una ayudante, una becaria con cierta relación con mi jefe, pero está de vacaciones; con lo que en una "cuasi" absoluta soledad afronto mi nueva tarea... Por otro lado, busco alguna colaboración. Me pongo en contacto con una periodista de trayectoria interesante y actualmente en paro (por lo que deduzco)... le hago mi petición, me responde al momento. Me da su teléfono. Hablo con ella... y no me gusta... demasiadas preguntas, demasiado interés, demasiadas ganas por hacer cosas, demasiada dedicación, demasiadas ideas, demasiada coba... No me gusta...
... Durante esta misma semana he tenido la "proposición indecente" de alguien que me ofrecía algo... pero hoy en día nadie es tan generoso... ante mi estupor y sorpresa "paro el carro" y recibo como respuesta: "Bueno, al fin y al cabo, era un modo de comenzar una amistad..." hay otros y mejores, creo...
... Me llama Jorge, mi alumno, que ha aprobado todo, por cierto; pero en el cole le han mandado un cuadernillo de tareas... me llama, digo, para ver si puedo ayudarle... "retornan las clases particulares" pienso... quedamos... aunque a última hora se suspende la cita, porque se va a la playa el fin de semana con sus tíos... "empezamos el lunes, entonces" me dice su madre... yo accedo, aunque vuelvo a pensar "empezamos el lunes, pero hasta el sábado no voy a poder continuar la clase..." y continúa mi mente (sin obviar que son buena gente): "Pagar otorga el derecho a presuponer todo...."... Pues no... NO... NO...
... Y me harto... y me "cabreo"... aunque sé que en el fondo... me van a dar lo mismo...