sábado, 18 de julio de 2009

...

¿Cuál puede ser la respuesta a quién nos desaira clara y despectivamente. Intentar buscar una explicación. Ignorar el acto. Preguntar el por qué. Borrar a ese sujeto de nuestra vida?...
¿Cuál debe ser la respuesta?
No lo sé... y en eso ando... mientras espero una oportunidad para devolver unos puntos suspensivos que no son míos...

1 comentario:

Raquel dijo...

De todas las respuestas disponibles la ganadora es sin duda:¡¡¡Borrar al sujeto de nuestra vida!!, pero así, con triple exclamación.Nada de devolver los inmerecidos y dolorosos puntos suspensivos.Lo más práctico son las exhortaciones del ¡a hacer pu!...mira, ahora soy yo quien pone los puntos suspensivos. Claro que lo difícil es no tener más remedio que ver al sujeto de "descarado desaire" cada día. En fin me alegro de haber dado, por casualidad, con tu blog.Soy Raquel. No sé dónde dejarte mi correo electrónico aunque creo que figura abajo.Saludos