lunes, 6 de enero de 2014

...

Hay días en los que algo te hace sentir triste... desolada... sin ilusión... como si nada fuera posible... como si todo fuera inútil... No sabes decir por qué... no estás enfadada pero las nubes que impiden que salga el sol y a un tiempo tu sol, ése que brillaba en ti como si nada, se esconde, huye, se duerme, se despista, se hace el loco, te inquieta, te pone nerviosa... y estás perdida... no sabes por qué, pero estás perdida... nada te hace sentir bien... Y la tarde de ese día te sientes sola, abandonada, como si nadie a tu alrededor sintiera algo bonito por ti, algo reconfortante por tu persona...
... El único consuelo que logras encontrar, es que mañana será otro día, nuevo, joven... En el que cualquier cosa, buena cosa... Podrá ocurrir.