domingo, 16 de agosto de 2009

DESILUSIÓN...

... Sucede que a veces queremos ver en los espacios que separan las palabras algo que no existe, que jamás quisimos expresar... que jamás quisimos imaginar, tan siquiera...

... Sucede que a veces alguién a quien respetábamos, muestra su rostro más infantil y más vulgar y algo se quiebra en una amistad que cultivamos cuidadosamente...

... Sucede que a veces no acabamos de comprender a quién tenemos enfrente, no acabamos de adivinar que sus intenciones iban más allá de una broma amistosa, más allá de una mirada cómplice, más allá de un comentario amable...

... Sucede que a veces la confianza se diluye en una nebulosa áspera y macilenta... y no sabemos cómo actuar, ni qué decir... y decidimos que lo mejor es borrar de nuestra memoria a la persona...

... Sin embargo, el terror nos invade... ¿A cuántas personas habremos de borrar, entonces, si todos cometen el error de imaginar algo que sólo existe en su cerebro..? ... ¿Estaremos pues condenados a la soledad?...