miércoles, 1 de septiembre de 2010

RECOMENZAR...

... Es un error abrir puertas a un pasado que nada nos aporta... que se quedó en pasado porque quizá fue un presente forzado e inevitable; con ello no pretendo poner excusas, no pretendo responsabilizar a terceros que, por cierto es lo más fácil. Se ha de admitir que el pasado lo es, lo está; que una vez fue presente, que una vez nos aportó algo... Sin embargo el tiempo, que coloca a cada cual en su lugar, lo colocó atrás... nos lo dijo de una forma sutil... Lo escuchamos en su momento...
... Sin embargo, su voz ha llegado hasta nosotros, nos ha descolocado, hemos querido desconjugar su verbo... Imposible. El pasado es pasado y si además nos impide ser y avanzar a través de nuestro camino, no hay que pensárselo: Hay que cerrar puertas, hay que mirar hacia el futuro, hay que Ser en libertad, tenemos que avanzar...
Que nada ni nadie nos impida ser aquellos que somos... aunque algunas veces no nos demos cuenta.