sábado, 17 de abril de 2010

... SAÑA...

Saña: Intención rencorosa y cruel con que se intenta causar daño. Furor,ira,enojo

... Ahora resulta que decir lo que uno piensa, y hacerlo con pasión es actuar con "saña"...
... Ahora resulta que si escribo "¿No hay nadie que le diga a este actor que antes de subirse a un escenario debe saber hablar?", una intención rencorosa y cruel me mueve hacia su persona...
... Ahora resulta que si una actriz determinada me parece mediocre y lo digo y lo reitero (porque la he visto dos veces) el mismo rencor y la misma crueldad me provocan tal impresión...
... Ahora resulta que me tengo que plegar, que me tengo que callar ante "niñas bonitas"...
... Ahora resulta que porque una vez osé escribir "pagar 25 euros por este espectáculo me parece un delito", tiendo a recomendar que no se vaya a ver teatro...
... Ahora resulta que la libertad, que la verdad se viste de saña, que la independencia camina de la mano del rencor, que la justicia se alimenta de un ánimo vengativo y furibundo que tiende a arremeter contra un sistema que, reconozcámoslo, no nos dé miedo, se mueve por el interés, por la mercadería y por la conveniencia...
... Ahora resulta que la autenticidad no existe. Que si decimos que una obra de teatro es mala, es que ya íbamos a verla llenos de ira... Que si decimos que un actor o una actriz no debería subirse a un escenario, que un actor o una actriz debería aprender a vocalizar antes de protagonizar una obra de teatro, que un actor o una actriz debería estudiar Arte Dramático antes de considerarse como tal... es que queremos hacerles daño, es que los estamos tratando con una crueldad intolerable...
... No lo creo... No lo creo porque, quizá me equivoque, pero considero que esa observación viene dada por unas necesidades económicas, por unos imperativos publicitarios que obligan de una u otra manera a escribir un adjetivo, un comentario o una crítica...
... Lo comprendo perfectamente, lo que no admito es que se me diga que no me limito a decir si algo está bien o mal, sino que lo hago con saña... cuando lo único que quiero es que sobre el escenario se haga teatro, pero Buen Teatro... y si todo el mundo dora la píldora, practica el amiguismo, se mueve por intereses económicos... Yo no estoy dispuesta a ello y más cuando injustamente se me acusa de no ser profesional.

1 comentario:

Yaktub dijo...

creo que la autenticidad existe y no necesariamente tiene que ser mal intencionada o con rencores. En todo caso habría que revisar las verdaderas intenciones y no sus apariencias. Tal como el deseo, que es difícil de adivinar su verdadera intención cuando se trata del deseo de otras personas; aunque la intención sí se puede ver.