viernes, 30 de octubre de 2009

... DUDAS...

... Supongo que la duda es consustancial al ser humano...
... Supongo que la duda es la única compañera de viaje que se viste de lealtad...
... Supongo que a pesar de la duda estamos condenados a decidir, a decantarnos, a caminar a través de un sendero engañoso y oscuro... un sendero que quizá nos brinda una segunda oportunidad vestida de trampa...
... Aceptamos esa duda, aceptamos el cúmulo de pensamientos que nos atan, que nos encadenan en el eterno desasosiego del hacer o de una omisión dolorosa que nos condenará a la eterna incógnita... aquélla que nos persigue incansable... aquélla que se burla de nosotros...
... Y es que no hay duda más áspera que la que nos abraza tras habernos cobijado en el miedo de una resolución oscura e hiriente...
... Dudemos... equivoquémonos... pero siempre por haber abierto la puerta a una segunda oportunidad... vestida de trampa... o no...