miércoles, 20 de mayo de 2009

... OBJETIVIDAD...

... No creo en la objetividad pues todo, hasta nuestra idea del mundo, de la realidad que nos rodea, de aquellos que hacen posible esa misma realidad... parte de la subjetividad de alguien... de ti, de mí, de él, de ellos... Todo lo que vemos no existe como tal, sino es para nuestros ojos... ¿Podemos entonces afirmar que el mundo es tal y como lo contemplamos? No, pues quién sabe cómo será para nuestro vecino, para nuestro compañero de trabajo, para nuestro amigo... No...
... Todo es subjetivo pues todo parte de nuestra subjetividad... ¿Periodismo objetivo? No, en tal caso periodismo más o menos coherente, más o menos inteligente, con más o menos sentido común... pero no objetivo, porque las noticias las escriben personas (sujetos), las críticas las hacen personas (sujetos), los titulares los leen personas (sujetos)... No podemos, ni debemos creer en la objetividad de nadie... porque no somos objetivos, no podemos serlo... en tal caso debemos creer en la bondad y nobleza de quienes nos rodean... en la justicia que rige sus acciones... en la lealtad que de ellos puede desprenderse... Pero la objetividad como la verdad... no existen... cada ser humano tiene una forma de ver el mundo, una verdad... cada ser humano tiene unos principios (los más justos, los más correctos, sería innoble por su parte creer en algo, defender algo a sabiendas de su injusticia), cada ser humano es el sujeto de su oración, más o menos compleja, más o menos simple... Y la verdad que une cada parte, cada complemento será absoluta en su contexto sintáctico y morfológico...
.. Quien alegue de alguien la falta de objetividad... no pone de manifiesto más que la simplicidad y deficiencia de su propia oración vital...

1 comentario:

Princesa Chapellina dijo...

Tienes razón, la objetividad no existe, en todo caso sería, "Periodismo equilibrado".