jueves, 17 de febrero de 2011

LOS INTERESES... SUFRIDOS...

No me interesa tu interés,
tu compromiso adquirido.
No es mi empeño complacer,
ni aplaudir lo complacido.

No me interesa quedar bien,
ni lo políticamente correcto.
No sé si estoy en lo cierto,
pero es lo más honesto,
mostrar siempre lo que es.

No me interesa el interés
encerrado en la sonrisa
engañosa, de una amiga
que lo es y no lo es.

No me interesan la mentira
ni las palabras fingidas.
No me interesa de la vida
su retorcido desdén.

No me interesa el interés
del que se acerca afectado,
del que te mira de lado,
fingiendo que no te ve.

No me interesa tu interés
escondido en el cinismo
del que abraza el altruismo
si de él puede extraer
un futuro provechoso,
útil, preciso y cuantioso...
Si no es así, ¿para qué?

No me interesa tu interés,
ése que nada te afecta,
no me interesa, ya ves...
¡No te arrastres más, mujer!
... que la realidad te cerca...