jueves, 26 de febrero de 2009

CON LA SOGA AL CUELLO.

... Hacía algunos días, algunos meses, que no disfrutaba tanto con una entrevista... charla... conversación...

Hoy he hablado con Flavia Company de su último libro Con la soga al cuello... Un libro de diecinueve cuentos... Un libro en el que la vida queda impresa en cada página... Un libro de diecinueve héroes que caminan a través del tiempo sorteando nudos de dolor, de desesperanza y de sufriente humanidad... Un libro de diecinueve desesperanzas que sin embargo luchan por convertirse en esa enfermedad mortal de la que nunca se acaba de morir que es su contrario, la esperanza... Un libro en el que cada lector podrá descubrirse, en el que cada lector deberá despertarse para no convertirse en la protagonista del relato llamado "El Jardín", una mujer que tras conseguir aquello con lo que siempre soñó, un buen día opta por destruirlo al no hallar una ilusión por la que seguir sonriendo cada mañana... para no convertirse en el hijo que duerme su condena en una cama vieja y desvencijada junto a su padre... para no convertirnos en seres pasivos, desesperanzados, quietos y dormidos... mientras la vida nos sueña en blanco y negro...

Este libro nos invita a entrar en su universo de la mano de un cuento maravilloso escrito por Adolfo Bioy Casares, llamado Una vida.

Dice así:

La cocinera dijo que no se casó porque no tuvo tiempo. Cuando era joven trabajaba con una familia que le permitía salir dos horas cada quince días. Esas dos horas las empleaba en ir en el tranvía 38, hasta la casa de unos parientes, a ver si habían llegado cartas de España, y volver en el tranvía 38.

¿No os invade una sensación de angustia... de impotencia... de desesperanza..?
A un tiempo me invade la imperiosa necesidad de salir de mi rutina, de mi conformismo, de mi sumisión... A un tiempo me invade la imperiosa necesidad de vivir... a pesar de la fugacidad de las horas, de los minutos, de la misma vida...
A un tiempo imagino ante mis ojos el rostro de la vida, burlón y sonriente...
A un tiempo, escucho su voz que me dice que no piense tanto... que viva... que cada existencia tiene un rostro y su rostro es mío y puedo maquillarlo a mi antojo... pues todavía estoy a tiempo...

domingo, 22 de febrero de 2009

ESTOS DÍAS AZULES Y ESTE SOL DE LA INFANCIA...

Era un 22 de febrero... corría el año 1939... En Colliure un hombre en el buen sentido de la palabra bueno, moría...
Ayer vi "Las tierras de Alvargonzález" en la Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero. Abel Vitón era Antonio Machado... al final del espectáculo Abel Machado/Antonio Vitón se puso un abrigo un tanto viejo... se volvió y sacó un papel. Leyó: "Estos días azules y este sol de la infancia"... ¡¡¡Qué hermoso homenaje!!!
Concluir ese paseo teatral con los dos últimos versos que el autor escribió antes de morir... el recuerdo de días lejanos, el recuerdo de días sin guerra, de días sin muerte, de días sin exilio... el recuerdo del sol de la inocencia, del sol bajo las hojas de unos álamos dorados, de un olmo viejo quizá...
Antonio Machado...

viernes, 20 de febrero de 2009

ANOCHE MIENTRAS DORMÍA, SOÑÉ....

... Ayer soñé que una revista contestaba a mi currículum vitae. Soñé que me exigían exclusividad. Soñé que se acordaba un número de reportajes por una cantidad de dinero (Cinco por 200 euros)... ¿Eso vale una exclusiva?... soñé que me lo preguntaba...
Seguí soñando que su directora me decía que en nombre de esa revista podía ir a ver todas las obras de teatro que quisiera... soñé que días después rectificaba o se desdecía, aconsejándome que la tuviera al tanto de las obras que quisiera ver, pues no podíamos ir tres o más personas del mismo medio, un mismo día... en fin, que antes de ir a ver una obra de teatro tenía que decírselo...
Seguí soñando y me pareció escuchar que esa persona me sugería que le enviase por e-mail los números de teléfono de todas las compañías teatrales que yo conociese...
Continué soñando y pasó un mes... ese sueño se estaba convirtiendo en una película de suspense en la que "la jefa" me decía ufana que, como vería, no había puesto mi nombre en la revista como una simple colaboradora, sino que lo había puesto en "Redacción"... pasó el tiempo y sin decirme nada, quitó mi nombre de la "Redacción" y lo colocó en el apartado de los simples colaboradores...
Seguí soñando y de lo acordado (cinco reportajes por 200 euros) nunca más se supo, mientras ambas cantidades disminuían "sospechosamente"...
Llegó diciembre y de los textos que yo escribía en la revista quedaba más o menos nada... cambiaba las palabras, añadía datos (eso no me preocupaba) y variaba incluso los títulos que yo escribía... Llegó el 20 del último mes del año y recibí un e-mail... soñé el contenido de ese e-mail... soñé que esa persona decía que mi forma de escribir no se correspondía con el estilo de la revista, que el contenido de mis reportajes no interesaba a los lectores... que las preguntas que hiciese a los diferentes personajes debían ceñirse a las fórmulas archiconocidas de "¿Cómo es su personaje?, ¿Cómo es la escenografía?, ¿Qué diferencia esta obra del resto?..." que si mis preguntas no obedecían a la fórmula consabida... debería enviárselas a ella previamente, para "el visto bueno"...
Soñé que me daba un ultimatum: "Estos reportajes van a salir así, porque no hay más información"... soñé la frase que completaba esa advertencia: "si hubiera información, tus reportajes no saldrían"...
Soñé que hace pocos días me daba un "arrebato"... soñé que durante un mes pensé si dejarlo o no pues me resultaba casi imposible escribir a presión y sabiendo que los ojos que leerían "mi reportaje" en primer lugar no lo aprobarían... soñé que le escribía: "Me apeo en esta parada"...
Soñé que ella me decía que nunca se me había tratado mal... Me desperté y me dije: ¡¡¡Viva el cinismo!!!

lunes, 16 de febrero de 2009

EN CUARENTENA...

Hay que esperar "nada" de otro ser... del ser al que apreciamos, al que queremos, al que admiramos, al que añoramos, al que sabemos más allá de un número de teléfono, más allá de un correo electrónico, más allá de una página web.
Hay que esperar "nada" de un ser que se dice amigo... de un ser que te sonríe, que te llama por teléfono, que te habla con aprecio, con afecto, incluso...
Hay que esperar "nada"... y sin embargo, no es posible... y sin embargo, es inevitable esperar, querer, soñar, caer en el dulce colchón de las ilusiones... y sin embargo, es inevitable esperar un día, organizarlo todo para... "nada"...
Es inevitable esperar... la vida, al fin, es una sucesión de esperas con llegadas, con faltas de puntualidad o con plantones... pero esperas al fin y al cabo... Y aunque hay que esperar "nada" de esta vida y de los seres que por ella transitan... Yo espero... aunque de vez en cuando ponga en cuarentena los afectos, las ilusiones y los sueños...
Yo continúo esperando... aunque en el fondo lo que aguarde silenciosa e impaciente casi siempre, sea la oportunidad de una infantil y cándida revancha.

sábado, 14 de febrero de 2009

EL DÍA DE LOS ENAMORADOS...

... O EL DÍA DE "EL CORTE INGLÉS"...

video

... DE TODAS FORMAS... ¡¡FELIZ DÍA!!... A LOS ENAMORADOS DE LA VIDA, DEL AMOR, DE LA MÚSICA, DEL CINE, DEL TEATRO, DE LA LITERATURA, DE LA PRIMAVERA, DE LAS HERMOSAS ACCIONES, DE LAS SONRISAS GENEROSAS, DE LAS MIRADAS ELOCUENTES, DE LOS DETALLES QUE NOS DICEN QUE ALGUIEN NO NOS OLVIDÓ, DE LA INMENSIDAD DE UN MAR SIEMPRE DISPUESTO A ACOGERNOS, DE LA PAZ INJUSTAMENTE DEFENDIDA CON EL RUIDO SORDO DE LAS ARMAS, DE LA MEMORIA QUE NO DEJA DE VENCER A LA OSCURIDAD DE LA MUERTE, DE UN ANIMAL IRRACIONAL QUE DE VEZ EN CUANDO NOS ENSEÑA DÓNDE SE HALLA LA VERDADERA HUMANIDAD... ¡¡FELIZ DÍA!!!... HASTA PARA AQUELLOS ENAMORADOS DE OTRO SER... HUMANO...

domingo, 8 de febrero de 2009

PLOU AL COR

Algunos días llegan hasta nosotros fríos, oscuros, llenos de malos augurios y pesados...

Algunos días el amanecer no nos da la mano y caminamos a ciegas a través de segundos, minutos, horas... mientras nos sentimos presos de un fin funesto...

Algunos días no son de color naranja... y pensamos que no estaría mal encontrar un lápiz de ese color para delinear nuestro aura...

Algunos días pasan y buscamos una sonrisa que contagie a nuestros labios para que ellos puedan curvarse y regalarse la alegría...

Algunos días nuestro corazón llora y no hay una razón concreta para ese llanto... y aún así, nuestro corazón llora... y una lluvia agridulce asoma a nuestros ojos... y no encontramos nada que pueda dibujar en ellos un acogedor y cálido arco iris...





PLOU AL COR

De vegades plou al cor
i no saps ben bé per què.
De vegades plou i fa sol,
plou i no vol ploure
però plou.

Plou en el teu cor i prou
sense pressa ni repòs.
De vegades plou i no fa fang.
Plou sense llamps
i sense trons.

I l'anima fuig com un gos xop
que no troba aixopluc enlloc.

De vegades plou
sense fer enrenou.
Plou
i plou
i plou al cor.

I hi ha llenya al foc i tall al plat
i entre els llençols dorm un somni grat.

Però res d'això és prou.
Quan vol ploure, plou
i plou
i plou
i plou al cor.


LLUEVE EN EL CORAZÓN

A veces llueve en el corazón
y no sabes muy bien por qué.
A veces llueve y sale el sol,
llueve y no quiere llover
pero llueve.

Llueve en tu corazón y en ningún otro sitio,
sin prisa ni reposo.
A veces llueve y no hace barro.
Llueve sin rayos
y sin truenos.

Y el alma huye como un perro empapado
que no halla cobijo en ninguna parte.

A veces llueve
sin armar alboroto.
Llueve
y llueve
y llueve en el corazón.

Y hay leña en el hogar y plato en la mesa
y entre las sábanas duerme un sueño grato.

Pero nada de eso es suficiente.
Cuando quiere llover, llueve
y llueve
y llueve
y llueve en el corazón.

miércoles, 4 de febrero de 2009

EL RECUERDO DE UNA CANCIÓN...

Esta mañana, la voz de Ángela Carrasco, me ha recordado una melodía que dormía en el letargo de mi memoria... he buscado la canción que mi compañero calificó como "favorita"... y entre sus notas encontré ésta...

Hace algunos años volví a ver a Ángela Carrasco en un concierto que ofreció en el Teatro Reina Victoria... Me entristece que no se reconozca que los años pasan y que, por tanto, también lo hacen por la voz, por la capacidad... y en consecuencia se intente hacer algo que antaño se "ejecutó" muy bien... y que incluso se pretenda entonar melodías que "han bordado" mejores cantantes... y que ante su deficiencia se coloque a un "malabarista" para que el espectador se distraiga...
De cualquier manera, me gusta esta canción...



... Y también me gusta ésta, la canción favorita de mi compañero Emilio...

lunes, 2 de febrero de 2009

... Y SE HIZO CAMINO

video

CAMINO Goya a la Mejor Película. Mejor Dirección. Mejor Guión Original. Mejor Actriz Revelación (Nerea Camacho. Indiscutible). Mejor Actriz Protagonista (Carme Elías. Indiscutible). Mejor Actor de Reparto (Jordi Dauder. Indiscutible y mi momento más feliz)

Me duelen Los Girasoles Ciegos... pero creo que ganó la mejor...




... Y eché de menos a Mariano Venancio. El amoroso padre de Camino-Alexia-Nerea. El hombre confuso que vive contemplando cómo su familia se aleja de él, cómo esa familia atrapada en las redes del fundamentalismo intenta que su hija más pequeña lo olvide y deje de compartir con él sus secretos... El hombre que sabe, conoce, siente qué hay detrás de las palabras de Camino-Alexia-Nerea. Eché de Menos a Mariano Venancio. Fue, sin duda, una injusta ausencia.